La Prensa en Chile: Actores y Escenarios

“Cuando ganó el NO, quienes trabajábamos en las revistas y periódicos de oposición pensamos que sobreviviríamos. Unos pocos medios habían hecho el mejor periodismo de todos los tiempos en Chile, el más investigado, el mejor escrito, el más valiente. Pero era difícil salir del útero de la cooperación internacional y mantenerse independientes si se pretendía que nos rigiéramos de inmediato por un mercado tremendamente imperfecto. Y, lo peor, el propio primer Gobierno democrático decidió limitar su ayuda a los medios que enfrentaron la dictadura, situación en la que influyeron sobremanera personas de las altas esferas políticas de entonces que, ingenua o mezquinamente, afirmaron que el mercado regularía la información correctamente y definiría qué medios podían o no seguir existiendo”.

http://www.theclinic.cl/2015/05/15/columna-la-magnitud-de-nuestra-derrota/

“Carlos Fortín sostiene en su trabajo que “Chile no dispone de una normativa específica para asegurar el pluralismo en los medios de comunicación. El ingreso del país a la OCDE en enero de 2010 en alguna medida reabre la cuestión de la procedencia de incorporar dicha normativa; uno de los principales argumentos a favor del ingreso fue que daba la posibilidad para Chile de adecuar y modernizar su legislación, (…), con miras a alcanzar sus más altos estándares internacionales en estas materias”. Algo que no ha ocurrido aún”.

http://www.elmostrador.cl/pais/2013/08/13/la-inedita-concentracion-horizontal-de-medios-de-alvaro-saieh-que-supera-los-estandares-del-mundo-desarrollado/